Ventajas de hacer un crucero durante la luna de miel

2018/03/06

Toda luna de miel supone la coronación del sueño de amor de una pareja recién casada. Se trata del viaje de sus vidas, que emprenden hacia un destino lejano y exótico para disfrutar de hermosos paisajes en la mejor compañía. Los cruceros se han convertido en una de las opciones más deseadas por los novios para su luna de miel. No sólo porque contemplar los atardeceres en alta mar es uno de los planes más románticos sino porque permite visitar muchos destinos sin tener que hacer y deshacer maletas una y otra vez, entre muchas otras ventajas.  Si están sopesando la idea de disfrutar de su luna de miel a bordo de un crucero, a continuación les explicamos cuáles son las ventajas de elegirlo. ¡Tomen nota!

Una experiencia distinta

La mayoría de parejas buscan que su luna de miel sea diferente a todos los viajes que han realizado anteriormente. Si todavía alguno de ustedes no ha descubierto la magia de un crucero, éste puede ser el momento perfecto para hacerlo. 

Diversos destinos en un solo viaje

Ponerse de acuerdo para elegir el destino de la luna de miel a veces puede ser complicado. Sin embargo, esto no será un problema al realizar un crucero ya que podrán visitar un lugar diferente cada día. 

Las rutas están programadas para que por el día puedan hacerse excursiones (con o sin guía) y por la noche descansar mientras el barco navega hasta amanecer en un puerto distinto. 

Además, los cruceros tienen la ventaja de que para visitar diferentes países no es necesario hacer y deshacer maletas o preocuparse del transporte. Lo cual facilita mucho las cosas. 

Hoteles de lujo

Los cruceros suelen ser verdaderos hoteles de lujo y cuentan con todas las comodidades. Cada mañana podrán disfrutar de un romántico desayuno en el camarote, después pasar un rato en la piscina o tomando el sol en las tumbonas de cubierta. Tras disfrutar de una copiosa comida, les esperan fantásticas excursiones y por la noche la mejor música y animación para pasar una agradable velada. Además, muchos cuentan spa y otros centros de bienestar para relajarse e incluso gimnasios. 

Múltiples opciones de ocio 

A bordo de un crucero podrán practicar deporte en el gimnasio, disfrutar de un refrescante baño en sus piscinas, participar y divertirse en las múltiples actividades de ocio diurno y nocturno existentes así como pasar una velada inolvidable en el teatro o en alguno de los conciertos programados. Como ven, siempre hay actividades para todos los gustos e intereses.

Precios competitivos

Aunque los precios de una luna de miel a bordo de un crucero varían en función del destino, lo cierto es que en general son bastante competitivos, sobre todo si tenemos en cuenta que en muchos de ellos ofrecen pensión completa o todo incluido por la estancia en el barco.

Una oportunidad para hacer nuevos amigos

Durante un crucero se pueden conocer a personas estupendas e incluso hacer nuevos amigos. Es una oportunidad perfecta para añadir más diversión si cabe a la luna de miel, especialmente para las parejas más sociables. 

Un crucero es un viaje muy romántico

Pasar la luna de miel a bordo de un crucero puede haceros disfrutar de momentos únicos como pasear juntos por la cubierta del barco, tomar un rico cóctel mientras véis atardecer, bailar en las discotecas como si fuese su primer baile como marido y mujer y si regresan de una agotadora excursión podrán relajarse en el jacuzzi. 

Sin olvidar las famosas noches de gala donde todos los pasajeros se visten para una cena muy especial con la tripulación y el capitán del barco. ¡Una experiencia inolvidable!

¿Habían pensado en la posibilidad de realizar un crucero en su luna de miel? ¿Qué es lo que más les atrae de la idea? ¡Compártannos sus opiniones! 
 

¿Te ha gustado?
Artículos relacionados